Cudillero

¡Hola a tod@s! Después de dar una vuelta por Gijón para despedirnos, empieza nuestra ruta en coche conduciendo durante 40 minutos por la A-8 para llegar a nuestra parada del día, Cudillero.

La verdad que es una buena ruta que puede hacerse estando alojado como nosotros en Gijón o desde Oviedo, ya que hay desde los dos sitios hasta Cudillero unos 40 minutos en coche.

Booking.com

Aunque llovía y hacía viento, era Diciembre, creo que las fotos no desmerecen para nada la villa… O sea, que os recomiendo totalmente visitar Cudillero ☺

Para nosotros, ¡Cudillero es uno de los pueblos más bonitos de Asturias!

Es una villa marinera que, con el paso de los años y el aumento del turismo, no ha perdido ni pizca de encanto.

La Plaza de la Marina es la imagen más reconocible de la localidad, donde las casas aparecen superpuestas unas sobre otras aprovechando cada rincón minucioso.

Cudillero

Lo que caracteriza a esa plaza, es el colorido que lucen las casas, sobretodo todo en los marcos y en los aleros pintados de mil colores 🙂

Y lo más curioso es la forma de anfiteatro, casi podría decirse que la plaza es el escenario y las casas perfectamente apiñadas son los palcos.

Dimos un buen paseo subiendo y bajando cuestas para descubrir un montón de callejuelas. En mi opinión, disfrutarás de Cudillero si realizas la ruta de los Miradores.

Vista desde un Mirador

Consiste en desviarse entre las callejuelas en sentido ascendente y siguiendo la característica barandilla azul, entonces se accede a los miradores que están dentro del casco antiguo.

Nosotros cogimos la calle Cimadevilla para ir al Mirador de la Atalaya y después al Mirador de la Garita. Estos Miradores saben captar la esencia del pueblo y, por supuesto, son los mejores lugares para sacar mil fotos.

Desde allí verás el puerto, el cual aún mantiene el encanto de los antiguos pueblos pesqueros. Además se nota en el ambiente que en Cudillero viven del mar.

Puerto de Cudillero

Si tenéis tiempo podéis dar un paseo por el espigón del puerto y así observar a los típicos barcos de pesca siempre pintados de mil colores, como regresan de faenar a lo largo del día 🙂

Y os recomiendo también ir al Faro de Cudillero, el cual se puede llegar hasta él a través de un paseo peatonal desde el centro de la villa.

¡Los faros son mágicos, tienen ese “algo” que atrapa!

Faro de Cudillero

Estamos ante un pueblo bastante pequeño. Se puede recorrer al completo en unas horas. Pero tiene tanto encanto, ¡que no te querrás marchar de allí! Así que aprovecha y ¿por qué no? prueba la comida típica de la costa asturiana.

Si eres un amante del mar o de los pueblos con encanto, entonces debes visitar Cudillero cuyo símbolo más característico es su puerto pesquero y sus casitas de colores.

Nos leemos pronto! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *